Fiscalía estadounidense interviene web de apuestas online y acusa a su fundador

La fiscalía estadounidense acaba de clausurar la casa de apuestas online Bodog por supuestas apuestas ilegales que produjeron alrededor  de 100 millones de dólares en ganancias. Su fundador Calvin Ayre ha sido acusado como el gran culpable de esta actividad.

La semana pasada se realizaron una serie de acusaciones en contra de este sitio por estar desarrollando actividades de apuestas en forma ilegal y de la cual se estaban produciendo escandalosas ganancias destinadas a cuentas fantasmas o de algunos jugadores reales que ingresaron a la web de bodog.com cuando esta industria siempre ha sido considerada como ilegal en el país.

El fundador Calvin Ayre tendrá que responder por muchos de los actos ilegales realizados por esta sala debido a que en el periodo 2005-2008 realizaron una inversión de 42 millones de dólares en publicidad para invitar a nuevos usuarios a que se inscriban a realizar sus apuestas en el sitio fundado por Ayre.

Todo parece indicar que los montos acreditados a las cuentas de dudosa proveniencia fueron sacados de cuentas localizadas en Canadá y algunos países europeos en los que no se pudo comprobar quienes eran los dueños reales de estas cuentas y todo parece indicar que este ha sido un  gran fraude en el que se han estado realizando apuestas ilegales con el propósito de lavar dinero proveniente de actividades ilícitas.

Además de Ayre otros 3 operadores de la web estarían siendo juzgados por cómplices y estarían afrontando penas de prisión que pueden ir desde los 5 hasta los 20 años en dependencia de los cargos en su contra que lleguen a ser comprobados.

A pesar de las denuncias Ayre ha expresado en su web que su empresa no se ha dedicado a ofrecer apuestas online en Estados Unidos en ningún momento y aclaró que todos los cargos que se han levantado en su contra no tienen razón de ser y luchará fuertemente para que se corrija este error cometido por las autoridades de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *